Adaptar las empresas al futuro con estrategias de capacitación eficientes: un desafío impostergable

2019-06-19-adaptar-empresas-del-futuro
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

(2019/06/19) Por Raquel Agudelo Q., Directora de Desarrollo de Negocio para Colombia de élogos SurLatam.

Como señala Mercer en su estudio sobre Tendencias Globales de Talento 2019, la prioridad actual es garantizar que las organizaciones se adapten al futuro. De hecho, el 73% de los ejecutivos prevén una disrupción significativa en los próximos tres años, en comparación con el 26% registrado en 2018.

El dato marca la fuerte aceleración que se está registrando en el ámbito corporativo y la necesidad de tomar medidas para gestionar la adaptación de cada empresa a las nuevas dinámicas que plantea la Economía 4.0.

 

Entre ellas, y como análisis personal a partir de la experiencia que venimos desarrollando desde élogos SurLatam en el mercado latinoamericano, resulta vital el diseño de una estrategia de gestión del talento focalizada en la reconversión profesional y laboral de las personas, que esté apoyada en soluciones tecnológicas capaces de asumir con éxito las crecientes exigencias que plantean los procesos de producción, comercialización y distribución de bienes y servicios.

 

Desde Mercer destacan que a medida que los ejecutivos se centran en garantizar que sus organizaciones se adapten al futuro, existen importantes riesgos de capital humano -incluida la capacidad de cerrar la brecha de habilidades y superar la fatiga por el cambio que enfrentan los empleados-, que pueden impedir el avance de la transformación.

Por ello resulta fundamental atender estas preocupaciones, sostienen desde Mercer, dado que solo uno de cada tres ejecutivos califica como muy efectiva la capacidad de su compañía para mitigar los riesgos de capital humano.

Incluso, el estudio muestra la incertidumbre y presión a la que están hoy expuestos los trabajadores, al revelar que a uno de cada tres empleados le preocupa que la inteligencia artificial y la automatización puedan reemplazar su puesto de trabajo.

Obviamente los estados de ánimo o percepciones que refleja Mercer impactan sobre la productividad de la fuerza laboral y consecuentemente sobre la competitividad de las organizaciones.

Lo interesante es que con el desarrollo de un programa de capacitación centrado en la reconversión de los colaboradores, que les permita visualizar ventajas concretas vinculadas a la adaptación a las nuevas dinámicas productivas y su empleabilidad futura; sin duda les llevará tranquilidad y les aportará las competencias necesarias, impactando positivamente en sus niveles de desempeño.

“El futuro del trabajo se centra en la conectividad, generando un entorno de trabajo que atraiga a la fuerza laboral de hoy mediante el desarrollo de un sentido coherente de identidad, inspirando conexiones y utilizando la información para personalizar la experiencia”, afirma Kate Bravery, Líder de Soluciones Globales de la práctica de Career de Mercer.

Coincidiendo con este análisis, las empresas que desplieguen estrategias eficientes de capacitación permanente, ofrecerán a sus colaboradores:

  • Un ámbito de trabajo en el que se prioriza el desarrollo de carrera orientado a las necesidades que planteará el mercado laboral y productivo en el futuro. Es decir, un espacio en el cual -más allá de cumplir con las tareas y responsabilidades propias de cada posición-, las personas estarán adquiriendo las competencias y conocimientos imprescindibles para garantizar su valor profesional mediato y su empleabilidad. Lo cual constituye sin duda, una fuente de atracción de talento.
  • La construcción de una identidad corporativa sólida que asegure coherencia y consistencia a los equipos corporativos, y pueda ser trasmitida con eficacia a los clientes para generar confianza y fidelidad, también se logra desde las instancias de entrenamiento.

Los programas formativos actuales, basados en soluciones tecnológicas que estimulan y facilitan el aprendizaje, permiten establecer conexiones profesionales enriquecedoras dentro de las organizaciones, fomentando el trabajo colaborativo y la personalización en la adquisición de competencias.

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn