Dos retos a resolver para garantizar el desarrollo del talento en las empresas

shutterstock_141318316
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Daniel Wilner, Director General de élogos SurLatam

 

(21/08/2017) Cuatro de cada seis empresas se están enfrentando al problema de no encontrar candidatos con las capacidades necesarias para cubrir determinados puestos de trabajo. En paralelo, el impacto que está teniendo la Cuarta Revolución Industrial en los modelos de producción y el entorno laboral, comienza a mostrar como algunas actividades pueden quedar obsoletas en un futuro próximo.

 

La escasez del talento plantea a las instituciones educativas la necesidad de sincronizar su oferta académica con las necesidades reales del mercado. Pero este es un proceso que puede demandar meses o años, con los que no contamos. La alternativa, es que las grandes corporaciones asuman un rol cada vez más protagónico en la formación de sus empleados, que les permitan desarrollar los talentos que necesitan, capacitando al personal que ya está trabajando en la empresa.

 

En tanto, la creciente automatización de las actividades productivas obliga a las personas a reciclarse profesionalmente y capacitarse en forma constante, para poder mantener su empleabilidad. Muchas empresas, comprometidas con sus fuerzas laborales, han optado por asumir este desafío como propio, comprometiéndose con la reconversión de sus propios colaboradores.

 

Para responder a ambos retos, la implementación de Escuelas de Aprendizaje es una solución robusta, eficiente y claramente orientada a las necesidades del mercado, que permitirá a las empresas a lograr economías de escala y asegurar que sus colaboradores tengan las competencias necesarias para cumplir los objetivos de negocio de cada organización.

 

De esta manera, las empresas logran que se adquieran las competencias necesarias para el cumplimiento de sus estrategias, evitando que se generen baches vinculados a la escasez del talento en los procesos de contratación de recursos humanos, mientras sus colaboradores desarrollan talento y gestionan su plan de carrera.

 

En efecto, el modelo de Escuela de Aprendizaje permite a las organizaciones enfocarse en apoyar el desarrollo de sus colaboradores, orientándolo al logro de la estrategia del negocio de cada empresa.

 

Se trata de un modelo que brinda un fuerte apoyo a los profesionales de T&D (Training & Development), permitiéndoles poder contar con los reportes analíticos de gestión necesarios para demostrar con evidencias el impacto real de su trabajo en los resultados de la compañía.

 

Como hemos dicho en otras oportunidades, y más aún frente a los desafíos que plantea la escasez del talento y la automatización laboral, las organizaciones que entienden y ven la conexión entre aprendizaje y talento, poseen una clara ventaja para sortear con éxito las problemáticas asociadas a la coyuntura actual. Pero las que no toman decisiones comprometen seriamente la obtención de resultados, su crecimiento y, en ocasiones, su supervivencia y viabilidad.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn