¿Qué impacto produce una estrategia de gestión del talento efectiva en la competitividad de las empresas?

shutterstock_84084307
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Daniel Wilner, Director General de élogos SurLatam

(12/09/2018) Los resultados de una nueva encuesta global de McKinsey confirman los efectos positivos de la gestión del talento en los resultados empresariales, indicando que las organizaciones que impulsan programas efectivos para desarrollarlo tienen una probabilidad seis veces mayor que otras compañías de superar a sus competidores.

Teniendo en cuenta que no existe un enfoque único para la gestión eficaz del capital humano, la encuesta buscó identificar aquellas prácticas específicas que son más predictivas y comunes en las estrategias exitosas de gestión del talento, con impacto directo en el desempeño organizacional. Entre ellas, se destacaron las siguientes:

  1. Asignación rápida de talentos, que se traduce en un movimiento veloz y oportuno del capital humano, a partir de las prioridades estratégicas de la empresa.

La encuesta muestra que casi 2/3 de los asignadores rápidos consideran que sus esfuerzos vinculados a la gestión del capital humano mejoraron el rendimiento general de su organización, en comparación con el 29% de las compañías con movimientos lentos. Sin embargo solo el 39% de los encuestados dijeron que sus organizaciones son rápidas o muy rápidas en la reasignación del talento a medida que surgen y se disuelven estas prioridades.

Desde élogos SurLatam vemos que estos resultados manifiestan un campo interesante de acción para el desarrollo de programas orientados a mejorar el desempeño organizacional, considerando el impacto que tienen estas iniciativas en relación al cumplimiento de objetivos de negocio.

La encuesta revela, en este sentido, tres acciones que deberían incluir los programas de gestión del talento para lograr asignaciones más veloces:

  • Despliegue efectivo del talento en función de las habilidades necesarias.
  • Participación frecuente del equipo ejecutivo en la gestión del talento.
  • Equipos pequeños y multifuncionales.

El modelo de Universidades Corporativas y Escuelas de Aprendizaje ofrece una estructura capaz de desarrollar con éxito las prácticas plasmadas en el informe de McKinsey, fomentando el desarrollo del talento en función de los objetivos de negocio de cada empresa.

  1. Participación del área de RRHH en el fomento de experiencias positivas durante todo el ciclo de vida de los empleados. Teniendo en cuenta que la función de RRHH es solo uno de los factores críticos que respaldan la experiencia laboral, la encuesta desarrollada por McKinsey expresa que aquellas empresas que se ocupan por desarrollar esta práctica tienen 1.3 veces más probabilidades que otros encuestados de alcanzar un rendimiento superior a nivel organizacional y 2.7 veces más probabilidades de lograr una gestión efectiva del talento. No obstante, solo el 37% de los encuestados manifestó que sus organizaciones facilitan una experiencia positiva en sus empleados.

Para garantizar mejores experiencias de los empleados, McKinsey propone:

  • Reunir rápidamente equipos de expertos en RRHH para abordar prioridades comerciales. Aunque solo el 24% de las organizaciones emplean un modelo operativo de recursos humanos ágil, estas empresas son tres veces más propensas que otras a obtener experiencias positivas en el ciclo de vida laboral de cada colaborador.
  • Desplegar el talento y las habilidades de una manera que respalde la estrategia general de la organización. Aquellas compañías que lo hacen son tres veces más propensas que otras a facilitar experiencias positivas de los empleados. Sin embargo, solo 1/3 lo hace.

En este punto volvemos a ver el enorme campo de oportunidad que tienen las organizaciones para comenzar a desplegar modelos de Universidades Corporativas y Escuelas de Aprendizaje, que permitan a sus colaboradores mejorar niveles de desempeño, planificar su plan de carrera y garantizar su empleabilidad, mejorando de esta manera su experiencia laboral. Un aspecto extremadamente sensible para evitar altos niveles de rotación, cuando la presencia de millennials –experienciales por naturaleza- es cada vez mayor en las empresas.

  1. Contar con un equipo de RRHH que posea mentalidad estratégica enfocada en las prioridades de negocio de la compañía. Según la encuesta de McKinsey, esta característica permite que las compañías tengan 1,4 veces más probabilidades de superar a sus competidores y 2,5 veces más de probabilidades de lograr una gestión del talento eficaz.

Aquí, el informe destaca que la multifuncionalidad es central, señalando que los líderes de RRHH con experiencia en el desarrollo de otras funciones -incluida la experiencia como gerentes de línea de producción- poseen 1,8 veces más probabilidades de tener una comprensión integral de la estrategia y las prioridades comerciales. También es importante la estrecha colaboración entre el director de RRHH, el CEO y el CFO (aunque menos de la mitad de los encuestados dice que esos ejecutivos trabajan muy de cerca), y la transparencia con todos los empleados sobre la estrategia y los objetivos comerciales de la compañía.

En este contexto, como señalamos frecuentemente desde élogos SurLatam, surge la necesidad de desarrollar modelos de liderazgo que se focalicen en la esencia de lo que cada líder y gerente de una empresa tiene que hacer, pero con una sólida visión integral y comprensión del resto de las áreas corporativas. Y a partir de una sólida interpretación del contexto de negocios, las fortalezas y debilidades de cada compañía, y las características de la fuerza laboral a su cargo (potenciando lo mejor de cada colaborador); lograr los objetivos planificados.

Es por ello que grandes corporaciones de diversos sectores optan por implementar Escuelas de Liderazgo para poder formar a sus mandos altos y medios, pero también al resto de sus colaboradores, y principalmente a quienes deberán asumir roles de liderazgo en el futuro; en el desarrollo de una habilidad vital para los próximos años.

 

Fuente. Encuesta McKinsey, realizada con la contribución de los siguientes especialistas de la consultora: Svetlana Andrianova, Dana Maor y Bill Schaninger. También participaron Laura Lee, David Mendelsohn y Trevor Young. Mayor información: https://www.mckinsey.com/business-functions/organization/our-insights/winning-with-your-talent-management-strategy

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn