Las simulaciones virtuales profundizan los procesos de capacitación

shutterstock_150360542
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

(2/4/2018) “La capacitación orientada al desempeño y la performance de cada trabajador en su puesto, adquiere con las simulaciones virtuales una nueva dimensión y profundidad, al permitir aprender a resolver problemas antes de interactuar con las situaciones reales”, señaló Daniel Wilner, Director General de élogos SurLatam, en el marco de una nota sobre “Herramientas para una formación más efectiva”, publicada por la revista Énfasis Logística.

“Se trata de entrenamientos previos a tomar contacto con el punto de trabajo, que permiten desarrollar las habilidades y competencias requeridas para realizar una tarea determinada. Son muy utilizadas para capacitar en el manejo de transportes de alta complejidad o maquinaria industrial, antes que el operario comience a utilizarlos. En el caso de un camión de 2 millones de dólares, en vez de tener al conductor practicando en el vehículo y poniendo en riesgo la inversión, antes que esté plenamente capacitado para conducirlo, se lo prepara en un ambiente simulado hasta que haya adquirido la capacidad de hacerlo correctamente. Las prácticas en simulador también se utilizan con mucha frecuencia en la actividad minera, por ejemplo, en relación a la manipulación de explosivos”, ejemplificó Wilner.

Según explicó Wilner, en el caso de tareas menos complejas, la simulación puede verse complementada con acciones formativas de actualización denominadas ‘job aid’, que constituyen ayudas en el puesto de trabajo, para recordar una conducta o una práctica puntual.

“De esta manera, podemos orientar hacia la solución necesaria en el mismo momento en que el colaborador de una empresa tiene que tomar una decisión. En estos casos, la clave es entender el negocio y ver cómo entregar una solución sencilla en el lugar exacto. Puede ser un video, un infograma digital u otro recurso que se adapte con la cultura corporativa, el rango etario y acceso a la tecnología (por ejemplo, según la industria, los colaboradores de una organización tendrán acceso wifi en sus lugares de trabajo o no)”, expuso el especialista.

“Lo importante es analizar y entregar la solución más adecuada a cada caso, recordando que la tecnología no es bajo ningún punto de vista el fin, sino simplemente un medio, el vehículo, para alcanzar los objetivos identificados en el plan estratégico de desarrollo del talento de una organización. Es la vía a través de la cual podemos entregar conocimiento en el lugar preciso y en el tiempo correcto, de la manera más adecuada a las exigencias actuales, saltándonos las barreras de la distancia y eliminando los costos de la formación asociados a talleres presenciales”, detalló Daniel Wilner.

Para acceder a la cobertura completa de Énfasis Logistica: haga click aquí

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn